Radio Master 89.9 Mhz

Resistencia, AR
Despejado
22h23h0h1h2h
6°C
6°C
6°C
6°C
6°C

Precios: cómo avanzan tres negociaciones clave para el futuro de la inflación y el consumo

Precios Máximos, el acuerdo para las carnes a valores populares y Ahora 12 vencen el miércoles y están en el foco de atención oficial.

El convenio para cortes a precios populares culmina este fin de mes. (Foto: Secretaría de Comercio Interior)
Por: Foto: Secretaría de Comercio Interior
En menos de una semana, el Gobierno deberá acordar con decenas de actores la re negociación de las condiciones de tres puntos clave para el futuro de la inflación y el consumo: el programa Precios Máximos, el acuerdo por los ocho cortes “populares” de carnes y Ahora 12.

Precios Máximos sigue vigente hace poco más de un año y, si bien tuvo algunos aumentos en 2020, esta renegociación es la más esperada por las empresas de consumo masivo. A diferencia de otras ocasiones, en las que el planteo fue cierto porcentaje de suba, según pudo saber TN.com.ar por parte de los jugadores que se sentarán a la mesa en los próximos días, el pedido ahora es darlo por finalizado, liberar los precios para recomponer márgenes y continuar con Precios Cuidados.

El plan del Ministerio de Desarrollo Productivo no está muy alejado, pero va a otro ritmo. Desde noviembre se vienen deslistando productos de Precios Máximos. Primero se fueron los bienes “de lujo”, como el whisky o el queso brie, y luego algunos ítems que tenían representatividad en Precios Cuidados, como las gaseosas.

El objetivo oficial de mantener una inflación en 2021 en torno al 29% se ve cada vez más empañado, teniendo en cuenta que, sin dar por finalizado este programa -que obligó a las empresas a retrotraer y congelar sus precios al 6 de marzo de 2020- los alimentos subieron un 4,8% en enero y un 3,8% en febrero, por encima del alza generalizada de precios.

Además, y si la inflación de marzo se ubica en torno al 4%, la trimestral estará cerca del 12%, más de un tercio del objetivo final.

Es por eso que, atentos a lo que pasa con los alimentos y las bebidas, en el Ministerio de Desarrollo Productivo no quieren soltar a los Precios Máximos, aunque admiten que esto es una política “coyuntural”, y que la de largo plazo es Precios Cuidados.

Mientras tanto, queda poco margen para negociar con las empresas que producen alimentos y bebidas. En sus balances, empresas como Molinos perdieron plata y alegaron que fue porque no pueden aumentar precios. A su vez, compañías de consumo masivo se quejan en off the record de los aumentos de sus insumos (los envases, por caso) y de la imposibilidad de pasarlo a precios. Tienen controlado al último eslabón de la cadena, pero no a los que vienen antes, dicen.

Además, cuando las compañías del sector quisieron ajustar por cantidad (stock), fueron imputadas por la Secretaría de Comercio Interior en el marco de la Ley de Abastecimiento. Probablemente esta sea la mesa más tensa de las que le tocará a Matías Kulfas en los próximos días.

La extensión del acuerdo para la carne está fría, dicen fuentes privadas que serían parte de la negociación. El verbo está en potencial porque aseguran que aún no fueron convocados. “Primero hay que ver si esto sigue o no”, afirmaba uno de los pesos pesados en la mesa. Alegaba que la situación de la industria empeoró de diciembre a este momento por pérdida de competitividad y la volatilidad de los mercados, entre otras cosas.

Fuentes oficiales confirmaron que se está trabajando para que el convenio que hasta ahora permite acceder a un kilo de tira de asado a $399 continúe y que seguramente habrá variaciones de precios, que se definirán a último momento.

Finalmente, Ahora 12 se extenderá por otros tres meses. En esta mesa se sentarán los bancos, que quieren que suban la tasa que reciben hoy, que va del 15% al 20%, a un nivel más cercano al 37% anual. Lo más probable, admiten a ambos lados de la negociación, es que se terminen los tres meses de gracia que otorgó el programa durante la pandemia; es decir, lo que permitía que se comprara algo hoy y se comenzara a pagar 90 días después.

Desde el Ministerio de Desarrollo Productivo no dan demasiada información, pero no por una cuestión de secretos, sino por la realidad de estas negociaciones: se hacen a último momento, a las apuradas, y con varios tironeos. La semana próxima, entonces, será de superacción para la cartera de Matías Kulfas.

Fuente: TN

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Deja tu comentario

NUESTRO TWITTER

SUSCRIBITE

Ingresá tu email y recibí las últimas noticias