La misteriosa desaparición de Angelina, la nena chaqueña

La desaparición de Angelina Cáceres tuvo gran eco en las redes sociales. La foto de su carita se viralizó, pero aún así, su familia no pudo volver a abrazarla desde el 23 de diciembre.

Con un vestido negro a lunares blancos fue, alrededor de las 19, a la Iglesia Evangélica que frecuentaba, se quedó allí un rato y desapareció sin dejar rastros.

Tenía que volver a su casa para ayudar a preparar la ensalada de frutas para Nochebuena. Pero ni su papá ni sus dos hermanos mayores tuvieron más noticias. Angelina cumplirá 14 años en febrero. Tiene un retraso madurativo y va a una escuela especial donde todos la quieren.

“Es una chica buena, dulce. No tiene celular. No salía sola ni a la plaza. Si se comunicaba con alguien en Facebook, era pura charla, fantasías”, relata su padre, Daniel Cáceres, con quien la nena se crió.

Hubo un análisis de perfiles de redes en la computadora que usaba Angelina y allanamientos en varios domicilios. El resultado fue negativo. Las fuerzas de seguridad utilizaron hasta perros entrenados especialmente en la búsqueda de personas. No hay registro de cámaras de video, porque no hay comercios que las usen en el barrio.

Se hicieron marchas, a las que concurrieron familiares, vecinos y profesores de la nena. La gobernación estableció una recompensa de 250.000 pesos para quien informe dónde está Angelina.

“Yo cada cosa que recibo, cada dato posible, se lo paso a la policía. No me queda otra cosa que confiar en ellos. Yo quiero que aparezca ya, ya mismo. Pero no hay nada”, se queja el padre.

Hubo rumores acerca de antecedentes penales del pastor de la iglesia, pero el padre de Angelina los niega. Se presentó un desconocido en su casa para decirle que el pastor tenía denuncias por abuso, pero luego se comprobó que no era cierto. De todos modos, él declaró en tribunales lo que le comunicaron.

La nena no tiene contacto con su madre, Cáceres explica por qué: “Hubo un hecho cometido por el padrastro cuando Angelina tenía 11 años. Hubo un manoseo, y ella me lo contó. Le pregunté qué hizo la mamá frente a eso, y me dijo que se reía. Entonces hice la denuncia. Ella nunca más quiso volver a esa casa. No tiene contacto con la mamá desde mayo del 2017″.

El padre asegura que no puede imaginarse quién puede querer hacerle daño a Angelina:”No quiero creer que se trate de una venganza. No puedo pensar que haya gente tan mala…”.

En los últimos días Cáceres hizo una presentación en el juzgado interviniente para que se recaratule la causa como trata de personas.

Fuente: TN

Facebook
Twitter
Google+
WhatsApp

Deja tu comentario

NUESTRO TWITTER

SUSCRIBITE

Ingresá tu email y recibí las últimas noticias