Radio Master 89.9 Mhz

Resistencia, AR
25°
Despejado
15h16h17h18h19h
26°C
26°C
24°C
23°C
21°C

La historia del cadillac descapotable que compró Perón pero nunca pudo utilizar

No sería el primer presidente que lo usa para movilizarse durante su primer viaje a la Casa Rosada, sin embargo, hay algunos problemas logísticos que podrían complicar el proceso.

Corría el año 1955 cuando Juan Domingo Perón mandó a comprar un auto muy especial, un Cadillac descapotable. Una nave negra fabricada por la General Motors con un motor V8 de 5424 centímetros cúbicos, una potencia de 250 caballos de fuerza y transmisión automática de 4 velocidades. Pero pese a ser bautizado como “el Cadillac de Perón”, el general nunca lo usó. La autodenominada Revolución Libertadora que derrocó al Presidente irrumpió en septiembre. El resto ya es historia.

En la actualidad, casi 70 años más tarde, el auto duerme en el corazón del Museo de la Casa Rosada. Tras ser restaurado en 2018, donde se lo puso a punto y listo para ser usado, el presidente electo Javier Milei manifestó su deseo de utilizarlo el próximo domingo 10 de diciembre para hacer el trayecto entre el Congreso y Balcarse 50 luego de su asunción oficial.

No es una novedad del derechista, antes lo usaron varias gestiones de facto, por ejemplo, el propio Jorge Rafael Videla; y algunos presidentes democráticos, como Arturo Frondizi, Arturo Illia, Raúl Alfonsín, Carlos Menem y Fernando de la Rúa. Cabe recordar que Alberto Fernández hizo el trayecto a bordo de su propio auto, un Toyota Corolla que manejó él mismo; mientras que Mauricio Macri recurrió a un Volkswagen Touareg Híbrido.

Un dato de color tiene que ver con que incluso el auto llegó a ser usado por un presidente de otro país. Pasó en 2006, durante una visita del entonces presidente de Venezuela, Hugo Chávez. El exmandatario que murió en 2013 se subió al Cadillac de Perón junto a Julio de Vido, y dio una vuelta por la residencia de Olivos durante el mandato de Néstor Kirchner.

Cómo fue la restauración del «cadillac de Perón»
El vehículo fue recuperado en 2018 y su restauración, sólo de chapa y pintura, requirió dos meses de trabajo. Se removió la pintura vieja y se arreglaron los accesorios externos. El carburador y la bomba de nafta mecánica fueron reemplazados por un nuevo kit de origen americano, que se complementó con la sustitución de todas las correas (ventilador, bomba de agua y dirección hidráulica) y las mangueras de agua.

Los especialistas repararon a nuevo el motor eléctrico de arranque, la bomba de agua y la dirección hidráulica y reemplazaron el alternador por uno fabricado especialmente para ese tipo de motores. La labor incluyó la limpieza profunda del sistema de enfriamiento con una técnica que permitió conservar el radiador original del auto y la sustitución de los viejos rulemanes por los del tipo blindado, sin alterar la originalidad del cuerpo principal de la bomba.

Según informaron en aquel entonces, la pintura interior abarcó el motor, la tapa de válvulas, la cacerola del filtro de aire, el recubrimiento del filtro de aceite, los encauzadores de aire, los soportes de alternador y la dirección hidráulica. El limpiaparabrisas (del tipo sapito) fue restaurado a nuevo con su sistema original Vacum de vacío.

Las tareas de los mecánicos incluyeron también el cambio de cableados que fueron reemplazados por nuevos, así como también la modificación de los dos caños de escape y los silenciadores. El interior tiene nuevo tapizado de butacas, asientos, paneles laterales, traseros y puertas, que se elaboró con la utilización de cueros naturales vacunos que respetaron la originalidad del vehículo.

También repararon el motor eléctrico que impulsa la bomba hidráulica del techo desplegable y reemplazaron la totalidad de las telas del cobertor.

El auto que usará Milei en la asunción
Según trascendió, quien se está encargando del acto de asunción de Javier Milei es Jorge Faurie, el excanciller del gobierno de Mauricio Macri. Fue él quien contó que podría hacer el trayecto que hay entre el Congreso y la Casa Rosada a bordo de un auto descapotable para mostrarse cercano a la gente.

Consultado por esta decisión, Faurie descartó que el uso de un descapotable implique un riesgo en la seguridad. Pero puso otro condicionante externo: el Cadillac está en el subsuelo de la Casa Rosada, y sacarlo “es complejo”. Otro tema es si cuenta con los papeles y autorizaciones necesarias para que pueda realizar las cuadras que separan a la Rosada del Congreso.

Además, habría que ver en qué condiciones está el auto, ya que hace por lo menos cinco años no se enciende y, posiblemente, requiere mantenimiento de urgencia.

Feurie también informó que ya se enviaron desde la oficina del presidente electo más de 200 invitaciones a mandatarios de todo el mundo. Quienes confirmaron ya su presencia fueron los presidentes Luis Lacalle Pou de Uruguay, Gabriel Boric de Chile y Santiago Peña de Paraguay. Javier Milei, en tanto, dijo que Jair Bolsonaro asistirá como expresidente de Brasil.

Fuente: Pagina 12

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Deja tu comentario

NUESTRO TWITTER

SUSCRIBITE

Ingresá tu email y recibí las últimas noticias