Radio Master 89.9 Mhz

Resistencia, AR
18°
Despejado
12h13h14h15h16h
23°C
25°C
27°C
28°C
27°C

La Haya falló a favor de Colombia en su disputa marítima con Nicaragua

El país centroamericano no puede extender su plataforma continental más allá de las 200 millas náuticas que delimitan su frontera marítima con Colombia.

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) con sede en la La Haya sentenció que Nicaragua no puede extender su plataforma continental más allá de las 200 millas náuticas que delimitan su frontera marítima con Colombia.

«La Corte, por 13 votos a 4, rechaza la petición de la República de Nicaragua», indicó la jueza Joan E. Donoghue, presidenta del Tribunal de Naciones Unidas. Por la misma cantidad de votos, la CIJ también rechazó que el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, que pertenece a Colombia, esté dentro de los límites de la frontera marítima de Nicaragua. «Independientemente de cualquier consideración científica y técnica, Nicaragua no tiene derecho a una plataforma continental extendida dentro de las 200 millas náuticas desde las líneas de base de la costa continental de Colombia», recogió el fallo.

«Sin duda alguna hoy es un día de inmersa celebración para Colombia. Estamos muy complacidos con la decisión de la Corte Internacional de Justicia de aceptar los argumentos de nuestra defensa», señaló el representante de Colombia, Eduardo Valencia-Ospina, en un video compartido por la Cancillería en Instagram. «Esta es sin duda la mayor victoria judicial internacional de nuestro país en las últimas décadas», agregó el abogado sobre la sentencia contra la que no cabe recurso de apelación.

Por su parte, el agente nicaragüense ante la CIJ, Carlos Argüello, señaló que su país «salió bien» en su disputa con Colombia porque con la reciente sentencia ratificó que las 200 millas de Nicaragua «son indiscutibles». «Ya quedó claramente reafirmado hasta dónde llegan nuestros derechos», remarcó el agente ante medios de Managua. A su juicio, el fallo deja todavía «áreas que no quedaron claramente comprendidas dentro de la sentencia, y son cosas que se tienen que estudiar, porque la plataforma de Nicaragua se extiende más allá de las 200 millas náuticas, pero habrá que ver la zona donde las 200 millas de Colombia no llegan».

Festejo unánime
Las celebraciones en la esfera política colombiana fueron amplias. El presidente colombiano, Gustavo Petro, calificó de «gran victoria» para su país el fallo de la CIJ. «Esperamos con este fallo cerrar la controversia limítrofe y abocarnos a llevar desarrollo sostenible a nuestro archipiélago», expresó Petro a través de su cuenta de Twitter. En sintonía con Petro, la vicepresidenta, Francia Márquez, afirmó que durante su gestión se enfocaran en «mejorar las condiciones de vida del pueblo raizal en San Andrés, Providencia y Santa Catalina».

El expresidente Juan Manuel Santos también celebró el fallo a través de un comunicado conjunto con María Ángela Holguín, quien fue canciller durante los ocho años de su Gobierno entre 2010 y 2018. «Se cierra así un largo capítulo de la historia reciente de Colombia. Estos pusieron en el centro de la conversación nacional al archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, su gente y sus necesidades», manifestaron. «Fueron diez años de litigio que sumados a los otros once del primer proceso de Nicaragua contra Colombia por la soberanía territorial y delimitación marítima, concluyen más de dos décadas de pleitos judiciales entre los dos países», añadieron Santos y Holguín.

El expresidente Iván Duque festejó la decisión del máximo tribunal encabezado por Donoghue, pero hizo una aclaración: «La postura de la inaplicabilidad del fallo de 2012 debe mantenerse», advirtió el ex mandatario, quien durante su gestión entre 2018 y 2022 mantuvo la postura de Santos con respecto al litigio con Nicaragua.

El origen de la disputa
La Corte confirmó los límites marítimos que ya fijó previamente en 2012. Se trató de una disputa histórica entre ambos países por una zona con reservas de gas y petróleo. Nicaragua reclamaba en el tribunal de la ONU una plataforma continental más allá de las 200 millas náuticas desde su costa caribeña, pero Colombia defendía que la plataforma continental del archipiélago de San Andrés «se unía incuestionablemente con la plataforma continental que tiene la costa caribe colombiana».

El litigio entre Colombia y Nicaragua dio un giro hace 10 años con un fallo de la CIJ que modificó los límites entre los dos países en el mar Caribe pero, lejos de zanjar la cuestión, dio pie a nuevas demandas en La Haya. En la sentencia del 19 de noviembre de 2012, por una querella presentada en 2001 por el país centroamericano, Colombia mantuvo la soberanía sobre el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, así como de los cayos que lo integran. A su vez, conservó 12 millas náuticas del agua que rodea estos territorios, no obstante perdió con Nicaragua casi 75.000 kilómetros cuadrados de mar.

Ante la decisión de Colombia de no aplicar el fallo y declarar una Zona Contigua Integral para ejercer su jurisdicción en las aguas aledañas a las islas y cayos «como archipiélago y no como territorios inconexos», Nicaragua volvió a la CIJ en septiembre de 2013. En esa ocasión, pidió a la Corte que se declarara el «rumbo exacto» de la frontera marítima, más allá de los límites de 200 millas definidos en la sentencia del año anterior, así como que se le exigiera a Colombia la derogación de leyes «incompatibles con la sentencia» y la revocación de permisos otorgados a los buques pesqueros colombianos que faenaban en las aguas en disputa.

Fuente: Pagina 12

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Deja tu comentario

NUESTRO TWITTER

SUSCRIBITE

Ingresá tu email y recibí las últimas noticias