Radio Master 89.9 Mhz

Resistencia
24°
Mayormente nublado

La fuerte exigencia física de Fátima Florez en la temporada de Carlos Paz: “Adelgazo 2 kilos por función”

La humorista, que celebra su décimo año en la plaza cordobesa, habló con Teleshow de su rutina alimenticia. Y contó que suele recuperar el peso perdido entre febrero y marzo

Es mediodía y Fátima Florez pide paciencia para no exigir su voz. Es que la noche anterior tuvo función, se acostó pasadas las cuatro de la mañana y debe cuidarse para poder seguir rindiendo el resto del día. La temporada teatral recién arranca y la esperan muchas funciones más: este 2023 la humorista celebra 10 años en Villa Carlos Paz y decidió coronarlo con Fátima es Mundial, espectáculo que se presenta de martes a domingo en el Teatro Holiday.


“Es mucho el esfuerzo, mucho canto, baile”, detalla Fátima en una entrevista exclusiva con Teleshow. Cada función dura una hora 50 minutos. Es decir que está arriba del escenario durante casi dos horas. Y los viernes y sábados hace una detrás de otra, ya que tiene doble función.

En la obra interpreta a incontables personajes nacionales e internacionales -de allí, la definición de “Mundial”- yendo de Tini y María Becerra a Jennifer Lopez y Marilyn Monroe: realiza 20 cambios de vestuario que incluyen zapatos y pelucas. Además, hace lo que ella llama el “camarín mágico”: se lookea delante de la gente. “Para que vean cómo es el detrás de escena”, explica.


Fátima está acompañada por seis bailarines que también son acróbatas, una orquesta compuesta por tres músicos, el cómico Iván Ramírez y el capocómico Mudo Esperanza. “Es un gran show, híper completo. No le falta nada. ¿Cómo voy a superarlo? Todos los años me pregunto lo mismo. Es muy difícil”, dice quien también incorpora nuevos personajes a su repertorio según lo que le comenta la gente a la salida del teatro, en un taxi o a través de las redes sociales: una de sus últimas imitaciones es Juliana, la participante de Gran Hermano. “Me la pidieron por TikTok”, revela Florez, quien realiza en su show una parodia en versión femenina del reality más famoso del país (al que llamó Gran Hermana), en el que también incluye otros personajes.


Es tal la exigencia física de Fátima sobre el escenario que adelgaza dos kilos por show. De esa forma, en los días en que realiza doble función llega a bajar cuatro kilos. Su experiencia en temporadas teatrales hace que, de alguna forma, esté acostumbrada a este ritmo. Y dice que en estos años aprendió mucho sobre nutrición para poder sentirse bien físicamente, pese a la pérdida de peso. “Necesito estar liviana para poder cantar y bailar, por eso como muy poco durante el día: banana, barrita de cereal, frutos secos”, cuenta la artista, que también ingiere suplementos alimenticios.


“Sí me preocupo por estar bien hidratada todo el día”, hace la salvedad, aclarando además que después de cada función –ya en la madrugada- intenta comer “un buen plato de pastas”. Es tanto el desgaste físico que recién cuando finaliza la temporada, en febrero o marzo, logra volver a su peso habitual, recuperando los kilos perdidos. “Además de bailar y cantar, me muevo mucho sobre el escenario: hay escaleras que subo y bajo varias veces. Es mucho”.

En tanto, intenta descansar bien: trata de dormir ocho horas, aunque a veces no puede porque debe cumplir con notas y actividades de prensa para la función.


El título original del espectáculo que llevó este año a Villa Carlos Paz era Fátima de Oro, en honor a los 10 años de temporada en la ciudad de Córdoba. Sin embargo, anunció el cambio el 18 de diciembre después de que Lionel Messi y la Selección Argentina levantaran la Copa del Mundo. “Yo le tenía mucha fe y ya teníamos el nombre de la obra, pero no lo queríamos decir antes por cábala”, expresa Florez, que dejó el otro nombre para su próximo show, porque siempre hay más. Así como siempre logra superarse sobre el escenario.


Además de los 10 años en Villa Carlos Paz, Fátima celebró el 30 de diciembre su aniversario número 20 con Norberto Marcos. Y también fue doble: 20 años como pareja y trabajando juntos. “Fue en medio del estreno, no hubo ni una cena romántica”, dice entre risas, quien ya está acostumbrada a los no festejos en esa época del año: es que ambos le dan prioridad al trabajo y aseguran que no necesitan un día puntual para celebrar su amor, que lo viven todos los días desde hace dos décadas. Asimismo, el 3 de febrero es su cumpleaños y ahí sí promete festejar junto a quien comenzó como su representante.


Una vez finalizada la temporada de verano, Fátima prepara una gira nacional para recorrer el país con su espectáculo. Y en julio se presentará en los Estados Unidos: ya salieron a la venta fechas en Miami y Nueva York. “Cuando fui la primera vez pensé que solo irían argentinos, pero para mi sorpresa también había un 50 por ciento de latinos, por eso empecé a neutralizar mi humor. Y ahora se sumaron estadounidenses, y el humor es distinto. Así que estoy trabajando en eso, y también perfeccionando mi inglés”.

“Va a ser un año movido. Gracias a Dios, este verano vuelve a ser como el de toda la vida y se agradece”, se conmueve Fátima al recordar su experiencia sobre el escenario en plena pandemia, cuando había que reducir el aforo y dejar asientos libres entre los espectadores.

Veinte años de carrera, 12 con su propio show, 10 en Villa Carlos Paz: los números de Fátima Florez hablan por sí solos. “Son muchos años de experiencia, lo que me permite darme cuenta de lo que quiere la gente. Termina la obra y pide más. Le damos todo. Cada año se pone más alta la vara. Me tengo que superar como artista. El público nos agradece con localidades agotadas y eso es una bendición”, finaliza la humorista, lista para brillar en lo que queda de la temporada. Y de cara al gran año que la espera.

Fuente: Infobae

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Deja tu comentario

NUESTRO TWITTER

SUSCRIBITE

Ingresá tu email y recibí las últimas noticias