Juan Guaidó, “presidente interino legítimo de Venezuela” para el Parlamento Europeo

El Parlamento Europeo ha aprobado este jueves, por una clara mayoría, el reconocimiento de Juan Guaidó como presidente legítimo e interino de Venezuelahasta la convocatoria de nuevas elecciones. En una resolución impulsada por el Partido Popular Europeo y a la que se han sumado, y añadido enmiendas los socialistas, liberales y conservadores-reformistas, la Eurocámara “reconoce al señor Guaidó como el presidente interino legítimo de la República Bolivariana de Venezuela, según el artículo 233 de su Constitución, y expresa su total apoyo a su hoja de ruta”, se lee en el documento.

“Es un placer decir que el Parlamento Europeo reconoce a Juan Guaidó como presidente legítimo de Venezuela. Es la primera institución europea en hacerlo ypedimos a los Estados Miembros y a la alta representante que hagan lo mismocuanto antes a fin de tener una posición única y fuerte”, ha señalado el presidenteAntonio Tajani nada más terminar la votación.

El texto de la resolución se cerró ayer a última hora de la tarde después de una semana de trabajo y negociaciones. Nada más saber que Guaidó había dado el paso al frente en Caracas, los populares, de la mano del jefe de filas español, Esteban González Pons, activaron los mecanismos para un debate, una resolución y una votación en el pleno lo antes posible. El texto, mucho más contundente y ambicioso que la postura actual de la UE, que ha dado un plazo limitado de días a Nicolás Maduro para convocar elecciones libres, insta a los Estados Miembros al reconocimiento inmediato y a acreditar lo antes posible a los cargos diplomático nombrados por Guaidó a su equipo en el exterior.

“Liberación inmediata” de los periodistas detenidos

Este mismo mediodía, sin embargo, y a la luz de lo ocurrido en las últimas horas, se ha añadido y aprobado una enmienda oral propuesta por González Pons para denunciar la detención de periodistas. “El Parlamento Europeo condena ladetención de periodistas que informan de la situación en Venezuela y reclama su liberación inmediata”, dice el añadido.

El texto negociado por los grandes grupos “reitera su total apoyo a la Asamblea Nacional, el único cuerpo democráticamente elegido y cuyos poderes deben ser restaurados”, apoya una investigación de los crímenes cometidos y se pide a Mogherini que trabaje con países vecinos de Venezuela “y otros actores clave con el fin de crear un Grupo de Contacto” que pueda “mediar para lograr un acuerdo que lleve a elecciones libres, creíbles y transparentes según un calendario pactado, condiciones iguales para todos los actores y observación internacional”. La gran apuesta de Pedro Sánchez en la última semana para buscar una vía negociada.

“Los socialistas consideramos que la Unión Europea debe tener una función mediadora, junto con otros países de la región y otros actores clave. Su papel debe ser diferente al de Estados Unidos. Por eso, en la resolución incluimos un llamamiento a la Alta Representante, Federica Mogherini, para que trabaje en la creación de un Grupo de Contacto que facilite la convocatoria de elecciones presidenciales”, ha señalado Ramón Jáuregui, representante del Grupo de los Socialistas y Demócratas en la negociación del acuerdo.

Europa no puede ser equidistante cuando se trata de defender los derechos humanos y la democracia. Europa no es sólo un lugar, también es un ideal y una aspiración. Todos en Europa nos están observando y toda Venezuela nos está observando. Aquellos que están manifestándose hoy en las calles de Venezuela no son europeos, pero luchan por los mismos valores por los que luchamos nosotros”, ha señalado González Pons, vicepresidente del grupo del PPE. “Hagamos historia hoy reconociendo el poder democrático y legítimo de Venezuela. Desde Europa podemos ayudar a cambiar el régimen. Nicolás Maduro es un tirano, por lo que no podemos darle Una fecha límite para convocar elecciones “, concluyó González Pons.

Más presión para los gobiernos nacionales

La pelota pasa de nuevo así a los gobiernos nacionales, que tienen que fijar posición en los próximos días y decidir qué hacer, puesto que Maduro ha sido muy explícito rechazando la convocatoria de elecciones: “La UE siempre ha tenido una posición muy clara sobre Venezuela. Por eso ninguno de nuestros embajadores fue a la inauguración de Maduro y eso es una señal. Mantenemos la representación diplomática para tener contactos con todos, pero hemos sacado dos comunicados muy claros y con un lenguaje cuidadosamente elegido. Las conversaciones entre los 28 seguirán, y les diré más sobre la discusión esta tarde“, ha señalado la alta representante para la Política Exterior, Federica Mogherini, este mediodía desde Bucarest, donde los ministros de Exteriores comunitarios se reúnen de manera informal.

Las delegaciones españolas han tenido un peso destacado en la redacción de la resolución. “Ante las enormes cifras de muertos, prisioneros y torturados, además del saqueo y el expolio protagonizados por la oligarquía de Venezuela. La alternativa al abismo social, económico e institucional de Venezuela es que la Unión Europea reconozca a Guaidó para convocar elecciones cuanto antes”, dijo ayer durante el debate parlamentario Javier Nart, de Ciudadanos y vicepresidente del grupo Alde.

“Hemos votado en contra de la resolución sobre Venezuela apoyada por el Partido Popular Europeo, por los Socialdemócratas y los Liberales porque es una resolución que reconoce a Guaidó, el golpista, como presidente. Y lo hace porque como todo el mundo sabe la UE está preocupadísima por los derechos humanos. Por eso financia centros de tortura para migrantes en Libia, construye vallas con concertinas, e impide a las ONG salir a rescatar personas en el mar. Está preocupadísima por los derechos humanos, pero en Venezuela”, ha explicado Marina Albiol, eurodiputada de Izquierda Unida y hasta hace poco portavoz del grupo.

No estaba en la votación Javier Couso, el más cercano a Maduro de toda la cámara. Albiol ha seguido denunciando lo que considera una hipocresía europea poniendo ejemplos de lugares como Sudán o Palestina, y concluye su crítica ironizando: “yo creo que queda clarísimo que el apoyo al golpe de Estado en Venezuela no tiene nada que ver con el petróleo, ni con el seguidismo de la UE a EEUU, ni mucho menos con que Venezuela tenga un Gobierno que no sigue sus dictados neoliberales”.

Fuente: El Mundo

Facebook
Twitter
Google+
WhatsApp

Deja tu comentario

NUESTRO TWITTER

SUSCRIBITE

Ingresá tu email y recibí las últimas noticias