Radio Master 89.9 Mhz

Resistencia, AR
27°
Despejado
2h3h4h5h6h
27°C
26°C
25°C
25°C
25°C

Israel se responsabiliza por matar a tres rehenes de Hamas

Los familiares de los 240 secuestrados se reunieron en Tel Aviv para exigir al Gobierno un nuevo acuerdo con el grupo islamista que permita la liberación de todos los cautivos.

El Gobierno y el Ejército de Israel se responsabilizaron este sábado de la muerte por error de tres rehenes en la Franja de Gaza por disparos de soldados israelíes, en medio de una creciente presión de las familias de los secuestrados para una nueva tregua que permita liberarlos tras más de 70 días de guerra.

«Las Fuerzas de Defensa de Israel, y yo como su comandante, somos responsables de lo sucedido y haremos todo lo posible para evitar que tales casos se repitan en el futuro en los combates», subrayó el jefe de Estado Mayor del Ejército israelí, el general Herzi Halevi, en una declaración enviada a los medios.

Según la investigación preliminar del Mando Sur del Ejército, los tres secuestrados enarbolaban una bandera blanca al momento de recibir los disparos. «Hicieron todo lo posible para que entendiéramos: se movían sin camisa para que no sospecháramos que llevábamos una carga sobre sus cuerpos y sostenían un paño blanco», relató Halevi.

La exigencia de los familiares
Las familias de los rehenes consideraron a este incidente como la gota que rebalsó el vaso. Se concentraron en la llamada “plaza de los rehenes” en Tel Aviv para reclamar al Gobierno de Israel un nuevo acuerdo con Hamas que permita liberarlos. “Solo una operación militar no salvará las vidas de los secuestrados”, advirtió Raz Ben Ami, que estuvo capturada por el grupo islamista antes de ser liberada durante la tregua del pasado noviembre. «La pasividad del gabinete de guerra no los traerá vivos. Recuperar a los secuestrados en un intercambio por prisioneros es urgente», agregó la mujer, cuyo marido sigue en manos del grupo islamista.

«Tenemos que liberar a terroristas con sangre en sus manos para liberar a los rehenes o de lo contrario mi hijo va a volver a casa metido en una bolsa para cadáveres», declaró Ruby Chen, un portavoz de algunas familias, cuyo hijo está en manos de Hamas. «Quiero que el gabinete de guerra se reúna con nosotros, y que nos diga qué clase de oferta hay sobre la mesa, y que nos lo diga en persona porque ahora mismo sería más fácil hablar con (el presidente de Estados Unidos Joe) Biden que hablar con esta gente», manifestó en comentarios recogidos por The Times of Israel.

De las 240 personas que Hamas secuestró el pasado 7 de octubre en suelo israelí, todavía quedan 128 rehenes, de las que alrededor de una veintena se cree que están muertos. La tregua del mes pasado permitió durante una semana la liberación de 105 rehenes, 24 de ellos extranjeros, a cambio de la excarcelación de 240 presos palestinos.

El avance militar
En el plano bélico, al menos 14 personas murieron en Yabalia, en el norte de la Franja, y decenas resultaron heridas por un bombardeo sobre una vivienda, mientras que un gran número de personas están atrapadas bajo los escombros, informó la agencia de noticias palestina WAFA. «Un joven también murió en la zona de Tal al-Zaatar, al norte del territorio, después de que un francotirador israelí le disparara dentro de su casa», agregó.

El asedio al hospital Kamal Adwan, en Beit Lahia –uno de los pocos centros médicos que estaban operativos en el norte–, se mantiene por octavo día consecutivo, lo que provocó una grave escasez de agua y alimentos. «Las fuerzas de ocupación ordenaron a todo el personal médico, a los heridos y a los presentes que lo abandonaran y se reunieran en sus patios en medio del clima frío, mientras 12 bebés están retenidos en las incubadoras sin agua, comida ni atención médica», denunció la agencia en base a testimonios de testigos. «Las fuerzas también destruyeron la parte sur del hospital y siguen atacando a todos los que se mueven en él», añadió.

La ministra de Sanidad de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), May Al-Kaila, reclamó la realización de una investigación internacional tras recibir información de que el Ejército de Israel habría enterrado vivas a varias personas en Gaza en las inmediaciones de ese hospital. «El mundo debe tomar medidas serias para descubrir las circunstancias y no tolerar ni guardar silencio ante la información procedente de la Franja», remarcó en un comunicado.

Las tropas también atacaron las escuelas Al Mutasim Billah y Al Farabi, ubicadas en el centro de Ciudad de Gaza, donde presuntamente se escondían miembros de Hamas. «Las tropas mataron a terroristas en combates que tuvieron lugar en la zona, mientras que otros terroristas que se ocultaban dentro de las escuelas se entregaron y fueron aprehendidos», afirmó un comunicado castrense.

Según el último balance del Ministerio de Sanidad de Gaza, la cifra de muertos subió a 18.800 –la mayoría mujeres y niños– y a más de 51.000 los heridos, en el marco de la ofensiva contra la Franja, en represalia por el ataque terrorista de Hamas que mató a 1.200 personas, entre ellos una veintena de argentinos. Sin embargo, las estimaciones de la cartera gazatí podrían ser mayores ante la dificultad para contactar con hospitales y gobiernos locales para actualizar los datos, situación agravada por el quinto apagón total de internet y comunicaciones en el territorio palestino desde que comenzó la guerra y que se prolongó este sábado por tercer día consecutivo.

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, aseguró que su país tomará el control de seguridad de la Franja de Gaza cuando termine la guerra y Hamas sea eliminado. «Entre amigos hay que decir la verdad y no fomentar ilusiones, más aún en una cuestión existencial y fatídica como ésta. Así que repito a nuestros amigos: después de la eliminación de Hamas, la Franja de Gaza será desmilitarizada, estará bajo el control de seguridad de Israel y no habrá en ella ningún factor que nos amenace, ni que eduque a sus hijos para destruirnos», aseveró Netanyahu en rechazo a que sea la ANP quien asuma ese papel, como sugirió Estados Unidos, su principal aliado.

La tensión regional
Por otra parte, el Ejército israelí redobló su fuego cruzado con Líbano. Atacó con artillería varias posiciones del sur libanés tras la infiltración en su territorio de dos drones cargados con explosivos que cruzaron la frontera desde el país árabe. «Tras las sirenas que sonaron en el norte de Israel debido a la infiltración de un dron hostil, el sistema de defensa aéreo de Israel interceptó un avión no tripulado que cruzó desde Líbano», señaló un comunicado militar. Un segundo dron fue identificado y cayó en Margaliot, en el norte de Israel, agregó, sin atribuir el ataque a ninguna milicia en concreto.

En tanto, los rebeldes hutíes de Yemen lanzaron ataques desde su territorio hacia Israel, que fueron interceptados. El Mando Central del Ejército de Estados Unidos anunció mediante un comunicado que uno de sus buques de guerra en el mar Rojo derribó al menos 14 aviones no tripulados de la insurgencia hutí de Yemen durante las primeras horas del día.

De igual forma, los ataques de los hutíes sí consiguieron que más compañías suspendan sus operaciones en la zona, lo que puede resultar en consecuencias económicas muy graves para el comercio internacional. Desde las últimas semanas este grupo ataca a todos los buques que navegan por el mar Arábigo y el mar Rojo hacía Israel, medida que adoptan hasta que los palestinos en Gaza reciban la ayuda humanitaria que necesitan. Precisamente el viernes fue el día más violento contra la navegación marítima internacional en esos mares después de que al menos tres buques fueron atacados, siendo que dos de esos ataques fueron reivindicados por los hutíes.

Fuente: Pagina 12

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Deja tu comentario

NUESTRO TWITTER

SUSCRIBITE

Ingresá tu email y recibí las últimas noticias