Radio Master 89.9 Mhz

Resistencia, AR
22°
Despejado
23h0h1h2h3h
20°C
19°C
18°C
18°C
17°C

Exportaciones de conocimiento

Los servicios vinculados al conocimiento se encuentran en expansión, pero el sector sufre la fuga de diivisas y talentos.

El 2022 volvió a batir récord en exportaciones de servicios basados en conocimiento. Se exportaron 7.834 millones de dólares, 19,4 por ciento más que en 2021. Calculan en la industria que alrededor de 2000 millones de dólares de exportaciones no quedaron registradas por tratarse de ingresos de profesionales freelancers que desde Argentina prestan servicios a empresas del exterior. Alertan por la fuga de talentos hacia Uruguay.

El fuerte crecimiento interanual de exportaciones superó al récord que la industria había alcanzado en 2017. «Este incremento del valor nominal exportado se justifica más por el efecto del atraso cambiario en los precios que por un crecimiento en el volumen de actividad», lamenta la entidad que nuclea a las principales empresas de la Economía del Conocimiento, Argencon en su informe sectorial Argenconomics. El sector de mayor crecimiento fue el de servicios profesionales, con un incremento interanual de 22,5 por ciento, representando el 58,5 por ciento del total exportado.

En el plano internacional, el crecimiento de las exportaciones de las industrias del conocimiento se desaceleró en 2022. «Es interesante observar el disímil comportamiento de diferentes países frente a esta coyuntura», asegura Argencon y destaca la ventana de oportunidad que se le abre a Argentina por estar en «zonas geopolíticamente favorecidas».

Párrafo aparte merece el caso Uruguay y el crecimiento significativo de sus exportaciones, que aumentaron 53,6 por ciento interanual, según datos del tercer trimestre de 2022. «Las exportaciones uruguayas ya representan más del 30 por ciento de las argentinas, cuando en 2010 sólo alcanzaban al 8 por ciento. Esta evolución se explica en gran parte como un aprovechamiento inteligente del flujo de talento que migra desde nuestro país», asegura el informe titulado «Un año marcado por la turbulencia».

En el plano laboral, la rotación de personal de todas las industrias del conocimiento en Argentina se mantuvo en niveles muy altos, superando en muchas empresas el 30 por ciento anual. Sin embargo, en el 4to trimestre del año se observó una parcial ralentización en algunos sectores, como el informático, producto de la desaceleración de la demanda de la economía global mencionada.

Por servicio
Al interior, se destacó el crecimiento de los dos principales subrubros: los servicios empresariales, profesionales y técnicos como jurídicos, publicidad, investigación de mercado, investigación, arquitectura y otros en los que las exportaciones representaron el 58,5 por ciento y subieron 22,5 por ciento; y los servicios informática que exportaron 2609 millones de dólares y representaron el 33,8 por ciento del total y subieron 17,9 por ciento. Dentro de servicios profesionales se destacan las exportaciones de los servicios de jurídicos y contables que se expandieron 22,5 por ciento.

Entre los rubros menos representativos que contabiliza la cámara se encuentra la evolución interanual de cargos por el uso de la propiedad intelectual (+6,3 por ciento, con una representación del 2,9 por ciento en el total de ventas externas de SBC) y de servicios personales, culturales y recreativos (+5,8por ciento; 5,3 por ciento del total).

Reglas poco claras
Una de las problemáticas que remarcó el sector es en el plano normativo. Según Argencom, la aplicación de normas fallidas, «unida a la turbulencia del contexto macroeconómico ampliamente conocida, denota la inexistencia de un ambiente favorable para la expansión de las industrias del conocimiento tal como ocurre en otros países. Tampoco se observa una estrategia unificada entre diferentes órganos del gobierno -Secretaría de Economía del Conocimiento, AFIP, BCRA- para instrumentar las medidas dispuestas», sentencia la cámara.

Se refieren a la «fallida instrumentación la de Comunicación A 7518 del Banco Central que establecía un régimen para que los exportadores pudieran disponer de dólares libres por el 50 por ciento del incremento del ingreso de divisas de sus ventas al exterior». De acuerdo a Argencon, la complejidad burocrática de su instrumentación fue tal que la medida no tuvo ningún efecto.

Posteriormente, el 6 de octubre, el nuevo equipo económico, estableció un régimen con similar formato, reduciendo del 50 al 30 por ciento el monto de dólares accesibles. El mismo DNU dispuso una mejora importante sobre la disponibilidad de los beneficios que otorga la Ley 27.506 de Economía del Conocimiento a los exportadores, permitiendo que el bono de crédito fiscal que extiende el régimen pueda ser transferido por una vez. «Sin embargo, la reglamentación de la AFIP sobre esta medida hizo inaplicable la mejora, dado que redujo significativamente el mercado de posibles compradores de ese bono», sentencia Argencon.

Sobre fin de año el Poder Ejecutivo llevó al Congreso una ley de Monotributo Tec, que hoy cuenta con media sanción de Diputados, y establece la creación de una nueva categoría de monotributistas con derecho a acceder a dólares libres hasta un valor de 30 mil dólares anuales. «Esta medida, de aprobarse, producirá una mayor asimetría salarial entre los freelancers que se registren como monotributistas y los empleados de las empresas que, con igual calificación y experiencia, no acceden a dólares libres», opina Argencon.

Fuente: Pagina 12

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Deja tu comentario

NUESTRO TWITTER

SUSCRIBITE

Ingresá tu email y recibí las últimas noticias