Radio Master 89.9 Mhz

Resistencia, AR
21°
Despejado
6h7h8h9h10h
21°C
21°C
22°C
23°C
25°C

El globo extraño pospuso el viaje de Blinken a China

El secretario de Estado iba a volar a Beijing pero lo suspendió por una esfera aerostática sospechada de espía sobrevolando una base nuclear en Montana.

El secretario de Estado estadounidense Antony Blinken acaso tendría lista ya la valija para volar a Beijing este fin de semana –a tratar temas densos como la disputa China-Taiwán– pero una esfera luminosa surcando los cielos de EE.UU. arruinó los planes: los secretarios de Estado de las dos mayores potencias mundiales no podrán verse la caras hasta que se aclare por qué, un blanco globo aerostático chino que brilla como un pequeño sol, apareció flotando sobre el estado de Montana y no se va.

Blinken en persona llamó este viernes a su homólogo Wang Yi, anunciándole que postergaba su viaje tras detectar un globo con presuntos fines de espionaje, algo que calificó de «un acto irresponsable».

«Un globo chino»
El Gobierno de EE.UU. aseguró que no tenía la más mínima duda sobre el origen chino de ese gran aeróstato que volaba a gran altura. Y está convencido de que tiene fines de «vigilancia». Inicialmente, el gobierno chino pidió que no se exagerara el asunto, pero el viernes reconoció que se trata de un aparato procedente de China: «es una aeronave civil utilizada para fines científicos, principalmente meteorológicos», declaró un portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores. Debido al viento, el globo «se desvió de su trayectoria; lamentamos el ingreso accidental de la aeronave en el espacio aéreo de EE.UU. debido a una fuerza mayor «.

La tecnología aerostática fue creada en 1782 por los hermanos Montgolfier y no ha evolucionado mucho. No existe forma de teledirigirla, ni siquiera desde la barquilla: vuela totalmente al arbitrio del viento. La acción humana solo acciona los comandos de subir o bajar.

Pat Ryder, portavoz del Pentágono, dijo el jueves que el globo vuela «a una altitud muy por encima del tráfico aéreo comercial» y «no representa una amenaza militar o física para las personas en tierra». Según medios estadounidenses, el globo sobrevoló las Islas Aleutianas en el norte del Océano Pacífico y Canadá, antes de entrar al espacio aéreo de EE.UU. hace varios días sobre el estado de Montana, donde está la base aérea Malmstrom con 150 silos para misiles balísticos intercontinentales con capacidad para ojivas nucleares.

Un funcionario del Pentágono declaró bajo anonimato que aviones de combate F-22 se acercaron a monitorear al globo y se decidió no derribarlo por los riesgos para personas en tierra. Y agregó se considera «limitada» su capacidad para recopilar información.

“¡Derriben ese globo!»
El expresidente Donald Trump sobreactuó aun más la queja en su red Truth Social exclamando “¡Derriben ese globo!», sin importarle el daño colateral a las personas.

Glenn Carle –ex jefe de «amenazas internacionales» de la CIA– declaró a Al Jazzera que «sabemos que China y EE.UU se espían uno al otro usando satélites. En los últimos años China ha expandido su arsenal satelital de 250 a 500. Varios expertos han dicho que no es muy posible que este globo de vigilancia sea capaz de obtener información que un satélite ya no sepa de antemano sobre nosotros». Y agregó que China tiene satélites «sofisticados y no es claro para mi cuál es la ventaja en inteligencia que ellos podrían obtener mediante un globo. Quizá esto encaje con la llamada diplomacia del Lobo Guerrero», una política de estilo agresivo adoptada por las relaciones exteriores chinas en el siglo XXI bajo Xi Jinping distinta la modalidad anterior denominada «ascenso pacífico de China» que enfatizaba el evitar la controversia y usaba una retórica cooperativa. Pero toda información alarmista sobre la misteriosa esfera china, es mera especulación.

La esfera de la discordia
El peso del encuentro diplomático entre China y EE.UU. frustrado por el globo perdido no era menor: la visita de Blinken a China habría sido la primera de un secretario de Estado estadounidense desde octubre de 2018, en un momento en el que las dos superpotencias intentan evitar que sus tensiones deriven hacia un conflicto abierto. Mientras el globo siga suspendido en el aire, quizá no haya fecha concreta para la cumbre sino-estadounidense. Blinken dijo que de haber viajado, el problema del globo «habría limitado muy seriamente» la agenda.

También el gobierno canadiense puso el grito en el cielo por el globo fantasma sin rumbo ni piloto: «Canadá toma medidas para garantizar la seguridad de su espacio aéreo», informó el ministerio de Defensa. No es la primera vez que aparece un globo no identificado en los cielos América del Norte. Pero nunca antes por tanto tiempo como este, que vino a alborotar la geopolítica global.

Fuente: Pagina 12

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Deja tu comentario

NUESTRO TWITTER

SUSCRIBITE

Ingresá tu email y recibí las últimas noticias