Radio Master 89.9 Mhz

Resistencia, AR
28°
Despejado
0h1h2h3h4h
27°C
27°C
26°C
26°C
25°C

Del dólar y los plazo fijos a los productos en pesos: 9 consejos para invertir y resguardar ahorros

En esta etapa atípica, la recomendación central es “no intentar ganarle a todo”. La difícil tarea de entender qué hacer con los pesos en medio del maremoto económico.

¿Qué hacer con los pesos en un momento de dólar quieto y tasas en pesos que no compensan a nadie? ¿Solo queda aguantar? TN consultó a tres especialistas en finanzas para entender cuáles son los movimientos que están haciendo quienes más saben para evitar quedar entrampados en un contexto de inflación que corre al 25% mensual y brecha cambiaria que no supera ese porcentaje.

Primero, algo de contexto. “Hay una clara intención de demostrar desde el Gobierno que ahorrar en pesos no sea una alternativa para el inversor minorista. La licuación de tasa en pesos por sobre la inflación estimada está más que a la vista”, dice Laura Pereyra, de PIN Capital.

Los 9 consejos de inversión en este contexto de incertidumbre económica
Considerar invertir en alimentos no perecederos o bienes durables como medida de inversión.
Desaconsejan tomar créditos UVA y consumos en tarjetas de crédito que superen los ingresos.
Tener precaución con los plazos fijos UVA debido a su rezago y limitaciones bancarias.
Considerar bonos CER como una opción de inversión, aunque con ciertas limitaciones.
Reconocer que las acciones pueden servir como cobertura contra la inflación, pero con volatilidad.
Entender que no existe un instrumento perfecto para protegerse completamente contra la inflación.
Recomendar a los inversores no tratar de ganar en todos los frentes y buscar inversiones comprensibles.
Lejos de las inversiones sofisticadas, el contexto pone en jaque hasta las decisiones más básicas de consumo en pesos. En este momento, lo que hay de fondo y “lo más relevante para tomar decisiones de inversión”, dice el analista Leandro Ziccarelli, es un cambio muy grande de precios relativos.

“Para intentar aprovechar esta coyuntura, que es muy compleja, hay que pensar qué precios van a tener una mejor ‘performance’ que otros. La mejor inversión hoy es el supermercado: llevarse dos de todo alimento no perecedero que compres. No es momento para bienes durables como televisores, autos o textiles, porque esos van a corregir para abajo en términos relativos”, expone.

Pereyra suma que, como decisión de finanzas personales, no es momento para tomar créditos UVA de cualquier tipo ni validar consumos en tarjetas de crédito que hagan que los saldos mensuales superen lo que se puede abonar con los ingresos. Añade que tampoco ve con buenos ojos colocar plazos fijos UVA y que los bancos los están limitando cada vez más.


Respecto de los plazos fijos UVA, Ziccarelli, host del podcast Financiero, Monetario e Irreverente, lo que no todos los ahorristas saben es que tienen un rezago, por lo que si la inflación se acelera muchísimo, es probable que quienes hicieron este tipo de colocaciones no logren ganarles a los precios. Más en el actual escenario donde el BCRA extendió a 180 días el plazo y le puso tope de $5 millones a esas colocaciones.

“La UVA actualiza como el CER (el Coeficiente de Estabilización de Referencia, un indicador creado por el Banco Central para ajustar instrumentos por inflación) y toma el último dato de inflación del Indec, que es mensual, y lo pasa a una variación diario, con rezago”, explica.

Tampoco es fácil el planteo en términos de inversiones un poco más sofisticadas. En ese contexto, señala el analista financiero José Ignacio Bano, los instrumentos ideales deberían ser los bonos CER, los que ajustan por inflación. “El tema es que han sido tan demandados que hace un par de semanas vienen subiendo mucho de precio y bajan en rendimiento: te cubren de una inflación extraordinaria, pero no de toda la inflación que haya; no dan una cobertura total”, dice, y añade que el inversor está “bastante indefenso”.


No es un contexto para el ahorrista acostumbrado a comprar dólares o tener plazo fijo, señala Bano. “En la Argentina, normalmente, las acciones sirven bastante bien como cobertura de alta inflación, pero en el mediano o largo plazo y con una volatilidad enorme en el medio. En la híper del 89, las acciones crecieron por encima de la inflación, pero mes a mes veías que bajaban 20%, subían 30%… es un período muy corto y una volatilidad muy alta en el medio”, describe.

“Durante un tiempito, la inflación va a ser mucho más activa que el tipo de cambio. Lo que viene es alguna calma de dólar y la inflación volando, el problema que hay es que no existe un instrumento que te cuide de la inflación y si te cuidás comprando dólares probablemente tampoco te alcance para calzarte contra la inflación”, apunta Bano.

Como filosofía general, resume Ziccarelli, y para el ahorrista promedio, “la recomendación es no intentar ganarle a todo” y buscar “algo que sirva, algo fácil de entender”, porque en un contexto de cambio de precios relativos muy bruscos, equivocarse en el casillero puede hacer que nunca más se quiera invertir, cierra.

Fuente: TN

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Deja tu comentario

NUESTRO TWITTER

SUSCRIBITE

Ingresá tu email y recibí las últimas noticias