Radio Master 89.9 Mhz

Resistencia, AR
23°
Despejado
8h9h10h11h12h
25°C
28°C
30°C
32°C
33°C

China fustigó la «peligrosa alianza» militar Aukus para construir submarinos nucleares

«El programa de submarinos nucleares derrocha mentalidad de Guerra Fría y solo servirá para alimentar una carrera armamentística». declaró el vocero diplomático chino, Wang Wenbin.

China advirtió el martes que Estados Unidos, Reino Unido y Australia transitan por un «camino erróneo y peligroso» debido al anuncio de un acuerdo sobre submarinos de propulsión nuclear entre los tres países. Con la idea de contrarrestar el peso de China en la región Asia-Pacífico, Washington, Londres y Canberra lanzaron el lunes su alianza AUKUS, anunciada hace 18 meses y cuyo nombre es la abreviatura en inglés de las tres naciones, para construir una nueva generación de submarinos nucleares.

«La última declaración conjunta de Estados Unidos, el Reino Unido y Australia demuestra que los tres países transitan más y más por un camino erróneo y peligroso, pensando en sus propios intereses y menospreciando la preocupación de la comunidad internacional», declaró el vocero diplomático chino, Wang Wenbin. «El programa de submarinos nucleares derrocha mentalidad de Guerra Fría y solo servirá para alimentar una carrera armamentística, socavar el sistema de no proliferación nuclear internacional y dañar la paz y la estabilidad regional», agregó Wang en rueda de prensa.

Rusia, que quiere fortalecer sus vínculos con China, también acusó a las potencias occidentales de fomentar «años de confrontación» en la región Asia-Pacífico. «El mundo anglosajón construye estructuras de bloque como AUKUS, avanzando la infraestructura de la OTAN en Asia, y apostando seriamente a largos años de confrontación», dijo el ministro de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, quien descartó que «las grandes civilizaciones asiáticas sigan obedientemente las ideas de Washington y otros colegas anglosajones».

Por su parte, el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) advirtió que cuidará que «ningún riesgo de proliferación emane de este proyecto». Durante una visita a Washington, el director general del OIEA, Rafael Grossi, dijo que su obligación es vigilar las «grandes cantidades de material nuclear enriquecido a niveles muy altos» entregadas a Australia, un país que hasta ahora ha estado exento de este tipo de inspecciones por no ser una potencia nuclear.

Acuerdo histórico «sin armas nucleares»
El lunes el presidente estadounidense, Joe Biden, junto a los primeros ministros de Australia y Reino Unido, Anthony Albanese y Rishi Sunak, anunció desde la base naval de San Diego una cooperación «sin precedentes». «Nos situamos en la mejor posición para hacer frente juntos a los retos de hoy y de mañana», dijo bien, quien agregó que Estados Unidos no puede tener «mejores amigos».

Ninguno de los tres gobernantes mencionó explícitamente a China, pero Biden afirmó que AUKUS aseguraría que la zona Asia-Pacífico «siga libre y abierta», una fórmula que apunta a la voluntad de contrarrestar la influencia china en la región. Albanese dijo que se trata de «la mayor inversión individual en la capacidad de defensa de Australia en toda nuestra historia», y destacó que los tres países están «unidos, por encima de todo, por un mundo donde la paz y la estabilidad y seguridad garanticen mayor prosperidad».

El gobierno australiano estima que el proyecto, de varias décadas, costará unos 40 mil millones de dólares en los primeros diez años, y creará alrededor de 20 mil empleos. Australia es, después del Reino Unido, el segundo país que tiene acceso a la tecnología nuclear secreta estadounidense, insistió Albanese. Sunak también insistió en los esfuerzos para aumentar el presupuesto de defensa del Reino Unido, que se compromete en «el acuerdo de defensa multilateral más importante desde hace generaciones».

El programa de submarinos de ataque, que busca adaptar la presencia militar occidental en el Pacífico, se desarrollará en tres etapas, detalló la Casa Blanca. Y se basará en un principio «crucial», reiteró Biden: «Estos submarinos serán de propulsión nuclear, pero no llevarán armas nucleares» para respetar el principio de no proliferación.

El objetivo es desplegar, a partir de 2027 y de forma rotativa, cuatro submarinos estadounidenses y un submarino británico en la base australiana de Perth. En un segundo tiempo, Australia comprará tres submarinos estadounidenses de clase Virginia de propulsión nuclear, con opción a otros dos. Tienen que ser entregados a partir de 2030.

En la tercera etapa, la más ambiciosa, Estados Unidos, Australia y el Reino Unido se asociarán para una nueva generación de submarinos de ataque llamada SSN AUKUS. Estos nuevos aparatos, sobre la base de un diseño británico con tecnología estadounidense avanzada, se construirán y serán desplegados por el Reino Unido y Australia. Tienen que se entregados a partir de 2030 y principios de 2040.

Fuente: Pagina 12

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Deja tu comentario

NUESTRO TWITTER

SUSCRIBITE

Ingresá tu email y recibí las últimas noticias