Radio Master 89.9 Mhz

Cerca de medio centenar de soldados armenios murieron en enfrentamientos con Azerbaiyán

Rusia anunció que negoció un alto el fuego pero señaló que está «extremadamente preocupada» por el repunte de los combates y la cancillería hizo «un llamamiento a las partes para que se abstengan de una nueva escalada»,

Al menos 49 militares armenios murieron en enfrentamientos entre Armenia y Azerbaiyán, informó este martes Ereván, tras los choques fronterizos más graves entre ambas naciones rivales desde la guerra que los enfrentó en 2020 por la disputada región de Nagorno-Karabaj, mientras Rusia anunció que negoció un alto el fuego entre las partes.

El primer ministro de Armenia, Nikol Pashinian, anunció ante el Parlamento que «por el momento tenemos 49 (militares) muertos» y subrayó que, lamentablemente, «no es la cifra definitiva», según informó la agencia de noticias AFP.

El Ministerio de Defensa armenio, en tanto, señaló que la situación era «extremadamente tensa», pese a un alto el fuego anunciado por Moscú que entró en vigor a las 3 hora de Argentina, y que de momento no fue confirmado por las partes en conflicto.

«A pesar de una fuerte disminución de la intensidad de los bombardeos, el enemigo continúa intentando avanzar», agregó la cartera.

Por su parte, la oficina del presidente azerbaiyano, Ilham Aliyev, señaló que sus fuerzas realizaron «todos los objetivos necesarios» al haber «evitado las provocaciones cometidas por las fuerzas armenias».

Azerbaiyán reconoció que hubo «bajas» en los enfrentamientos, pero no dijo exactamente cuántas por el momento.

Más temprano, el Kremlin había anunciado el citado alto el fuego en un comunicado de la cancillería que señalaba que ese Ministerio esperaba que «el acuerdo alcanzado como resultado de la mediación rusa sobre un alto el fuego se lleve a cabo en su totalidad».

Rusia, con enorme poder en el Cáucaso y tropas de paz desplegadas en la región, está «extremadamente preocupada» por el repunte de los combates y la cancillería hizo «un llamamiento a las partes para que se abstengan de una nueva escalada», informó la agencia de noticias Sputnik.

Los nuevos combates, que estallaron anoche dan cuenta de la fragilidad de la situación y amenazan con hacer descarrilar un volátil proceso de paz mediado por Europa.

Ante la creciente tensión bilateral, Francia informó que convocará una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU para debatir el tema.

El jefe de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, por su parte, consideró «imperativo» un cese de hostilidades y el «retorno a la mesa de negociaciones».

«Todas las fuerzas deben regresar a las posiciones que ocupaban antes de esta escalada y el alto el fuego debe respetarse plenamente», señaló en un comunicado.

Borrell anunció que el representante especial de la UE, Toivo Klaar, «viajará ahora a los dos países de inmediato para apoyar la necesaria desescalada y hablar de los próximos pasos en el proceso de diálogo de Bruselas entre los líderes armenios y azerbaiyanos».

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, llamó a los dirigentes de Azerbaiyán y Armenia para instarles a alcanzar un acuerdo de paz, horas después de que el país se declarara «extremadamente preocupado» por la situación y pidió el cese inmediato de los enfrentamientos

Más temprano, el ministro de Defensa de Azerbaiyán, Zakir Hasanov, y su homólogo turco, Hulusi Akar, debatieron la escalada y el ministro turco declaró que Ankara «como siempre, hoy está por el lado de Azerbaiyán».

Armenia y Azerbaiyán, dos exrepúblicas soviéticas rivales del Cáucaso, libraron dos guerras en las últimas tres décadas por el control de la región de Nagorno-Karabaj, la última de las cuales tuvo lugar en 2020.

En esa oportunidad, ambas naciones protagonizaron una guerra de seis semanas en la región de población mayoritariamente armenia y foco de un conflicto intermitente tras su secesión en 1988 de la entonces República Socialista Soviética de Azerbaiyán.

Las hostilidades a gran escala, que causaron miles de muertos, cesaron en noviembre de 2020 en virtud de una declaración adoptada por los líderes de Armenia, Azerbaiyán y Rusia.

Por acuerdo entre las partes, Rusia emplazó en la zona un contingente de paz, paralelamente a la retirada de fuerzas armenias desde tres distritos arrebatados a Azerbaiyán durante la guerra de 1992-1994.

Tras varios meses de calma relativa, sin embargo, en la frontera entre Armenia y Azerbaiyán volvieron a registrarse incidentes armados, con denuncias recíprocas de incursiones e intercambios de disparos.

Desde fines de 2020 se producen enfrentamientos esporádicos entre ambos ejércitos, el último de ellos la semana pasada, cuando Armenia acusó a su vecino de haber matado a uno de sus soldados en enfrentamientos fronterizos.

Armenia ya solicitó el apoyo de Rusia en el marco del Tratado de Amistad, Cooperación y Ayuda Recíproca; también apeló a la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC) y al Consejo de Seguridad de la ONU en busca de una «reacción adecuada».

Fuente: Telam

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Deja tu comentario

NUESTRO TWITTER

SUSCRIBITE

Ingresá tu email y recibí las últimas noticias